BLOG: Ahora resulta que todos se dieron el lujo de rechazar a Nacional

ómar Pérez y Teo
Radio Múnera Digital

Este texto no necesariamente compromete ni representa la posición del medio de comunicación. Las ideas representadas en él son responsabilidad del autor

Juan Camilo Villa Múnera – @juanvillamunera

Publicidad
BLOG: Ahora resulta que todos se dieron el lujo de rechazar a Nacional

La cuarentena es un momento que ha cambiado nuestro estilo de vida de una manera que solo comprenderemos cuando se haya erradicado el virus y podamos volver a movilizarnos libremente, pero que desde ya es evidente que ha acercado a los futbolistas con la gente, haciendo de este el momento para contar historias del fútbol que sin duda en el trajín del día a día que traíamos no tenían tanto espacio.

Muchos jugadores han aprovechado para manifestar el cariño y el agradecimiento que tienen con sus clubes de origen, con un poco de demagogia, que es válida y necesaria, pues al final es la fanaticada la que eleva a los deportistas a lugares de privilegio e idolatría.

Si Stefan Medina sale a decir que se quiere retirar en Nacional, está perfecto; si ‘Choto’ Cortés sale a decir que él armaría un equipo de peso para pelearle a Nacional, está perfecto y como estos, un montón por estos días. Eso es gratitud y sentido de pertenencia, ojalá todos los clubes tuvieran once jugadores con esa mentalidad.

Lo que me resulta un poco oportunista es la demagogia inflada con respecto al club más ganador de Colombia y por ende el más parcializado, o lo quieres o lo odias, y me refiero puntualmente a los señores Ómar Pérez y Teófilo Gutiérrez.

En los últimos días ambos han manifestado, en resumidas cuentas, que se dieron el lujo de rechazar a Nacional por el amor que tienen con los clubes donde son ídolos, tema que más allá de inflar su personaje frente a su afición, no es muy claro qué propósito tienen.

De ‘Don Teo’ se sabe que hace fotosíntesis con las luces de las cámaras y susceptibilidades encendidas, es un personaje que siempre lo recordaremos, un extraordinario jugador del juego y fiel reflejo de su vida de superación y adversidades. Los ‘costeños’ sin duda han hecho historia en Nacional y en nuestro fútbol, interesante hubiera sido verlo en Nacional, pero ya hubo ‘locos’ más lindos, y personajes con mejores historias que contar como René Higuita y Faustino Asprilla, solo por mencionar dos.

Con respecto a Ómar Sebastián Pérez, lo más llamativo es que reveló que en Nacional le ofrecieron diez veces más de lo que ganaba en Santa Fe, algo fácil de decir, pero difícil de digerir, porque o el argentino ganaba muy poco en Santa Fe o Nacional iba a hacer de él el jugador mejor pago de su historia y del fútbol colombiano, condición que tal vez solo alcanzaron los referentes campeones de la Libertadores 2016. A mí, a título personal, me queda difícil comerme ese cuento.¡Ah!, y también hay que decir que fue un exquisito jugador de fútbol y entiendo que es el máximo ídolo ‘cardenal’.

Más sincero me pareció cuando Viera dijo que prefería ser barrendero que jugar en Nacional, ya los juicios morales prefiero dejarlos a un lado, pero a Juan Fernando Quintero lo quiso Boca en su momento y no sale a decir eso para que la hinchada de River lo aplauda.

El fútbol es una industria y obedece a un mercado, los jugadores hoy están aquí y mañana no sabemos y seguro que la hinchada de Nacional envidia jugadores de equipos rivales como a Andrés Ricaurte, pero, al menos yo, no lo he visto ‘tribuneando’ con eso, ni hablando del rival para echarse a la hinchada del Medellín a favor.

Las palabras si no van acompañadas de hechos, son bocanadas de aire o humo que se esfuman y con la camiseta de Nacional no vimos a ninguno de los dos. Si hubo ofertas o no, pues atrás quedó y la pregunta es: ¿Se perdió Nacional de tenerlos o ellos se perdieron de jugar en Nacional?

Después de la guerra todos somos generales.

Por: Juan Camilo Villa Múnera – @juanvillamunera

Continúa Leyendo

Powered by Sindyk Content
Arriba